Las líneas de vida, la opción de acceso seguro a cualquier proyecto

Las líneas de vida son los elementos de seguridad que permiten un acceso seguro a aquellos lugares de trabajos que representan un riesgo grande ya sea por su altura u otros factores. Las líneas de vida son un sistema de protección para garantizar la seguridad en las alturas de todos aquellos trabajadores que se encuentran en riesgo de caída.

Este sistema de protección permite el tránsito, permanencia o realización de trabajos en áreas altas, a partir de 2 metros. Por tanto, la línea de vida es un sistema de protección contra caídas que garantiza la seguridad del trabajador en trabajos verticales correctamente conectados a ella mediante arnés, cuerdas de anclaje, mosquetones, etc.

Las líneas de vida garantizan un acceso seguro a los distintos espacios, según las diferentes necesidades, por lo que pueden ser horizontales o verticales, temporales o permanentes, rígidas o flexibles. Su uso, garantía tanto de éxito como de seguridad, ha crecido de forma constante en los últimos años. Las líneas son, junto con otros equipos como el arnés anticaídas, los dispositivos de protección más conocidos y utilizados.

Las líneas de vida son la opción número uno de acceso seguro ya que consisten en un dispositivo de anclaje, un dispositivo de sujeción del cuerpo (arnés, cinturón, etc.) y un subsistema de conexión que conecta los dos. Si la línea de vida es vertical, cae dentro de la categoría de subsistema de conexión. Si por el contrario es una línea de vida horizontal, será un dispositivo de anclaje.

Los diferentes tipos de líneas de vida como acceso seguro

Las líneas de vida verticales son dispositivos deslizantes en una línea de anclaje rígida que pueden estar compuestos por riel o cable, por lo que nuestro elemento de conexión de línea de vida puede variar. Lo único que no puede faltar en nuestra línea de vida vertical es el uso obligatorio del arnés anticaídas. Las líneas verticales flexibles de cable y cuerda hacen que cuelgue de un anclaje y, por lo tanto, debe cumplir con la normativa para líneas de vida de anclaje. Si, por el contrario, se trata de un carril, deben estar fijados a una estructura, es decir, deben ser rígidos.

Las líneas de anclaje horizontales son dispositivos a los que se pueden conectar dispositivos anticaídas para formar un sistema de detención de caídas junto con una línea de vida vertical. Las líneas horizontales pueden ser:

Flexibles: están formadas por un cable en un anclaje o una cuerda textil.

Rígido: líneas de vida a través de un riel.

Temporales: son líneas de vida portátiles. Pueden ser mediante cable o textil.

Las líneas de vida horizontales están diseñadas para ser utilizadas por más de un trabajador a la vez, por lo que deben cumplir con una especificación técnica a diferencia de otros dispositivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.