Línea horizontal y vertical: seguridad para cada necesidad

La construcción es un área vasta, multifacética y emocionante que abarca muchos subconjuntos de industrias. Dentro de esos subconjuntos de industrias se encuentran dos tipos de construcción: horizontal, también conocida como civil pesada, y vertical.

En cada una de esta se debe contar con los elementos de seguridad necesarios para que los trabajadores puedan realizar sus tareas de forma tranquila y eficiente, incluyendo elementos como una línea horizontal y vertical.

Trabajar desde una gran altura puede ser arriesgado, con el potencial de sufrir una caída aterradora como un peligro omnipresente.

Como tal, saber que su vida está en buenas manos es una parte vital del rol, y la falta de precaución es una consecuencia mortal. Afortunadamente, existe como una línea horizontal y vertical ayudará al trabajador a mantenerse protegido mientras realiza sus tareas en altura.

Una línea horizontal y vertical será segura y sólida, diseñada específicamente teniendo en cuenta la seguridad para que la persona se sienta libre de estrés, lo que le permite concentrarse en la tarea que tiene entre manos.

Las diferencias para la selección de una línea horizontal y vertical dependerán de las características del proyecto, siendo predominantemente el contexto espacial. ¿El proyecto es amplio o crece alto? Esas son las diferencias obvias.

En pocas palabras, la construcción horizontal implica estructuras que son más largas y anchas que altas. Algunos ejemplos incluyen:

Infraestructura y tránsito: carreteras, ferrocarriles y puentes

Energía y comunicaciones: instalaciones de transmisión, líneas eléctricas, fibra óptica

Subterráneo: tuberías, alcantarillado, líneas de agua.

Mientras los proyectos de construcción vertical consisten principalmente en proyectos que se realizan verticalmente y entre los ejemplos de estos se encuentran:

Edificios: rascacielos, oficinas, edificios de apartamentos.

Superficie: áreas de estacionamiento, instalaciones subterráneas o estructuradas

Estructura: cimientos del edificio y trabajo en el sitio

Línea horizontal y vertical: sus funciones

Una línea horizontal y vertical generalmente ofrece protección contra daños en forma de «restricción de caídas» y «detención de caídas».

Los sistemas de restricción de caídas limitan el rango de movimiento del usuario dentro de un perímetro establecido, esencialmente evitando que llegue al punto de un posible peligro de caída. Por ejemplo, si el borde de un edificio está a 2 metros de distancia de la línea de seguridad, una restricción de caídas solo le permitirá explorar hasta 1,5 metros de distancia de la línea de seguridad, lo que efectivamente le “restringe” el acceso al borde peligroso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.