Así funcionan las líneas de vida horizontales

Los sistemas de líneas de vida horizontales se utilizan en muchos de los sistemas de detención y de contención de caídas. Las líneas de vida horizontales son soluciones comunes de protección contra caídas en áreas de trabajo que carecen de puntos de anclaje existentes para el amarre del personal.

En su forma más simple, las líneas de vida horizontales consisten en un cable conectado a dos o más puntos de anclaje en un techo, pasarela de grúa, puente o sitio de construcción al aire libre, o cualquier otra área de trabajo elevada que presente un riesgo de caída para el personal.

Las líneas de vida horizontales se pueden instalar en la base de la estructura (por ejemplo, un techo), por encima de la cabeza (por ejemplo, un sistema estilo horca comúnmente utilizado para aplicaciones de carga y descarga de vagones y camiones), o en algún lugar entre estos puntos (por ejemplo, una aplicación de riel de grúa).

Cuando se usa en combinación con un equipo de protección personal, las líneas de vida horizontales pueden detener una caída, limitando la cantidad de fuerza que se transfiere tanto al trabajador como al sistema de detención de caídas. Esta misma combinación de líneas de vida horizontales, arnés para el cuerpo y cuerda de seguridad también puede servir como un sistema de restricción de caídas, lo que limita la capacidad del trabajador para acercarse lo suficiente como para caer sobre un borde desprotegido. Las propiedades de restricción y detención de caídas de las líneas de vida horizontales hacen que sean una parte integral de muchos sistemas de protección contra caídas.

Linea de vida horizontal

La protección que brindan las líneas de vida horizontales

Las líneas de vida horizontales protegen contra caídas horizontales que suelen ocurrir cuando las personas tropiezan mientras trabajan, están de pie o se mueven en un solo nivel.

La protección contra una caída horizontal a menudo incluye un arnés de línea de vida horizontal y un subsistema de línea de vida horizontal. La línea de vida se compone de una línea flexible que está suspendida y asegurada horizontalmente a los anclajes. Un subsistema de líneas de vida horizontales presenta un componente que absorbe energía y una tensión de línea de vida. Este sistema de protección se fija a anclajes a la misma altura.

Desde hace más de 35 años IGENA fabrica cables y terminales en acero inoxidable para todo tipo de aplicaciones en la industria y en la construcción. Con más de 34.000 líneas de vida producidas, nuestra empresa es reconocida como fabricante líder en España de anclajes para la seguridad en trabajos de altura, además de trabajar a nivel internacional exportando sus fabricaciones a más de 25 países en cuatro continentes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.